Nuestro Índice de Masa Corporal IMC, primer indicador de salud o enfermedad

El sobrepeso y la obesidad, se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud, esta última parte de la definición además de ser la más importante, es sobre todo la más alarmante.

Hay muchas razones por las cuales una persona, a lo largo de la vida, puede aumentar de peso, existen ciertas características que desde muy pequeños se manifiestan, éstas pueden dar alertas respecto a lo que se debe modificar o atender de forma oportuna, para que, con el paso de los años, no sea más complicado y se tenga consecuencias que no permitan llevar un estilo de vida pleno y saludable.

Desde tiempos antiguos, se consideraba equivocadamente que el tener sobre peso, era sinónimo de riqueza y mucho bienestar, pues significaba que se tenía de sobra para comer y vivir, viendo incluso con menosprecio o lástima, a las personas delgadas o con peso saludable, pues entonces se consideraba que eran pobres o enfermas.

A través de los años, con el avance de la ciencia y el poder clasificar por separado las enfermedades, además de estudiar a detalle su origen, se ha revelado como los padecimientos crónicos, que son el inicio acelerado de una muerte silenciosa están asociados a la obesidad y el sobre peso, entre éstos podemos mencionar: diabetes, hipertensión, síndrome metabólico, apnea obstructiva del sueño, úlceras, desnutrición, cáncer, deformación de huesos y daños severos en articulaciones y columna.

Todas las comorbilidades o enfermedades asociadas a la obesidad y sobre peso, mencionadas anteriormente, traen consigo consecuencias que afectan sin discriminación alguna la dignidad, la autoestima y en general el ser interno de las personas, provocando depresión, aislamiento social y en muchos casos incluso el suicidio, debido a la discriminación y maltrato que la mayoría de estas sufren. Es la razón por la cual, muchas vidas terminan después de muchos años postrados en una cama, hasta que su cuerpo colapsa.

Pareciera que constantemente se está repitiendo lo mismo y hay quienes a pesar de saber que la obesidad y el sobre peso en sí son una enfermedad, hacen caso omiso a las recomendaciones, dejándose llevar por el camino más fácil, haciendo del comer, su razón de vivir.

Afortunadamente, en la mayoría de los pacientes con sobre peso y obesidad, esto tiene solución. Como en toda enfermedad, la parte más importante y el primer paso a ser dado, es tomar conciencia de estarla padeciendo y buscar la mejor vía para sanar, para luego ser constantes y firmes, en continuar con el tratamiento, hasta que llegue el momento en que como algo natural, el llevar un estilo de alimentación y en general vida saludable, sean parte del día a día. Se debe tener conciencia, de que, así como ganar todo ese peso de más, fue un proceso de años, el perderlo y reeducar nuestro organismo y nuestros hábitos, también llevará tiempo, todo dependerá de la actitud de cada uno, ningún caso es igual a otro, aunque existan similitudes.

Podemos dar el primer paso, calculando nuestro IMC (Índice de masa corporal) de la siguiente manera:

  1. Pesarnos, importante que sea en kilogramos
  2. Medir nuestra estatura (talla) en metros y elevarlo al cuadrado
  3. Luego dividir nuestro peso dentro de nuestra estatura.
  4. IMC = P/T²

Esto nos servirá para definir si tenemos sobre peso u obesidad y de esta manera buscar la ayuda profesional que necesitamos.

La OMS, define el sobre peso como un IMC igual o superior a 25 y la obesidad como un IMC, superior o igual a 30.

La intención de esta información es invitar a que demos el primer paso y seamos responsables de nuestra vida y nuestra salud, decidiendo de qué manera queremos vivirla y disfrutarla.

Ir arriba