¿Qué motivó al Dr. Behrens a dedicarse al paciente obeso?

Todos somos cirujanos generales, hacemos cirugía abierta y podemos hacer muchos tipos de cirugía, pero, en 1986 todo cambio con el aparecimiento de la cirugía laparoscópica, eso vino a cambiar el abordaje del paciente, no hay dolor o muy poco y una rápida reincorporación a las labores regulares. En 1991 me introduje en la cirugía laparoscópica básica (apéndice y vesícula), en 1995 migramos a la cirugía laparoscópica avanzada, cirugía antirreflujo, cirugía compleja de hernias, cirugía de colon, cirugía de vazo, cirugía de páncreas, por mencionar algunas. Al conocer la cirugía del hiato esofágico también pudimos entrar a hacer gastrectomías por cáncer o tumores benignos.

Entre el año 1999 al 2000, la cirugía bariátrica estaba surgiendo, ya que en 1995 el Doctor Alan Wittgrove hizo el primer bypass gástrico, por vía laparoscópica y, al mismo tiempo se estaba desarrollando la colocación de banda gástrica bajo la misma técnica, esto fue un boom a nivel mundial y todos los cirujanos laparoscópicos avanzados, quisimos entrar al mundo de la cirugía bariátrica.

En mayo del año 2000, fui a entrenarme a México, con uno de los pioneros de la cirugía de obesidad a nivel mundial, El Doctor Rafael Alvarez Cordero, Cirujano mexicano.
El haber conocido al Dr. Alvarez Cordero, cambio muchas perspectivas en mi vida, el maestro es médico, escritor, pero sobre todo un caballero, inyectó en mi el amor por el paciente obeso y me enseñó la importancia de cambiarles la vida.

Los pacientes obesos, son bellas personas que se encuentran escondidos detrás de una cascara de grasa de la cual están cansados, dentro de esa coraza, palpitan corazones de poetas, profesionales, bellas mujeres, que cuando entienden que la cirugía bariátrica, les cambiará la vida para siempre, se atreven a operarse y resurgen. Tienen un segundo debut, nosotros le llamamos Vida Nueva.

Por eso nuestro centro de se llama New Life Center.

Ir arriba